+34 915 912 574 inmobiliariosmadrid@gmail.com

BUSCADOR



18 Dic

Los siete cambios que tienes que saber sobre la nueva Ley de Arrendamientos

Mañana entrará en vigor el nuevo real decreto-ley sobre la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que el Consejo de Ministros aprobó el viernes pasado y que tras publicarse hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), viene para quedarse definitivamente.

La nueva revisión de las medidas urgentes tiene como objetivo mejorar el acceso a la vivienda y favorecer el alquiler asequible para los inquilinos. La LAU, volverá a adaptarse una vez más a las necesidades sociales y económicas actuales, aunque dentro de ella no se haya incluido ninguna medida para limitar legalmente el precio del alquiler.

Los puntos claves que sí ha tratado el Gobierno son estos:

 

1. Ampliación de plazos

El artículo 9 donde se recoge el plazo legal mínimo en el que el inquilino puede permanecer en la vivienda arrendada, se ha modificado. Ahora la duración mínima de arrendamiento se ha aumentado pasando a ser de 3 a 5 años (o 7 años si el arrendador es persona jurídica).

 

2. Prórroga tácita

Se ha ampliado de 1 a 3 años. El artículo 10 de la LAU también ha sido modificado, dando lugar a un plazo temporal más amplio transcurrido el periodo de prórroga obligatoria, siempre que el arrendador o el arrendatario no manifiesten su voluntad de no renovarlo.

 

3. Fianza

Se trata de uno de los puntos más relevantes dentro de la Ley de Arrendamiento Urbano, artículo 36, en el que se ha aprobado limitar las garantías adicionales hasta un máximo de dos mensualidades, salvo que se trate de contratos de larga duración. Con esto, se quiere conseguir limitar la carga económica que en ocasiones genera al inquilino la firma de un nuevo contrato, a través de un aval o depósito bancario que se suma a la cuantía de la fianza.

 

4. Gastos de gestión inmobiliaria

Se ha establecido que los gastos de gestión inmobiliaria así como la formalización del contrato correrán a cargo del arrendador, cuando este sea persona jurídica (una sociedad o empresa), salvo aquellos gastos en los que se haya incurrido por iniciativa directa del arrendatario.

 

5. Obras de mejora

El artículo 19, que recoge la posibilidad de que inquilino y casero puedan llegar a acuerdos para mejorar o renovar la vivienda durante el tiempo que dure el arrendamiento, queda redactado en los siguientes términos:

Transcurridos cinco años de duración del contrato (o siete años si el arrendador fuese persona jurídica), la realización de obras de mejora dará al arrendador derecho a: elevar la renta anual en la cuantía que resulte de aplicar al capital invertido en la mejora, el tipo de interés legal del dinero en el momento de la terminación de las obras incrementado en tres puntos, sin que pueda exceder el aumento del 20% de la renta vigente en aquel momento.

Para el cálculo del capital invertido, deberán descontarse las subvenciones públicas obtenidas para la realización de la obra.

 

6. Alquileres turísticos

Se modifica la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal, para habilitar la posibilidad de que, por mayoría cualificada de tres quintas partes de los propietarios, en las comunidades de vecinos puedan adoptarse acuerdos que limiten o condicionen el ejercicio de la actividad del alquiler turístico de vivienda. Este nuevo apartado del artículo 17 quiere favorecer la convivencia en los edificios de viviendas.

 

7. Medidas fiscales

Se establece la exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en la suscripción de contratos de arrendamiento de vivienda para uso estable y permanente, de manera que se reducen las cargas fiscales que conlleva el mercado del alquiler de vivienda habitual.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.